MADRID

 

 

   
Ver mapa más grande


   

POBLACIÓN: Capital de España y conocida habitualmente como villa y corte, Madrid es la mayor ciudad del país y la tercera de la unión europea con una población de más de 3 millones de habitantes (más de 6 en el área metropolitana).

CLIMA: El clima de Madrid es mediterráneo continental y está muy determinado por las condiciones urbanas. En el centro de Madrid existe un pequeño microclima que minimiza las temperaturas extremas, mientras que en la periferia las variaciones intradiarias siempre son mayores. Los meses más lluviosos son abril, mayo, noviembre y diciembre.

GASTRONOMÍA: Hoy recetas comúnmente aceptadas como típicamente madrileñas son: El Cocido Madrileño, o potaje de garbanzos, así como otros guisos de legumbres, los Callos a la Madrileña, elaborados con tripa de vaca, la Sopa de Ajo, la Tortilla de Patatas o tortilla española y deliciosas recetas de cordero o ternera. Todo ello, haciendo buen uso de verduras y frescas hortalizas, entre las que destacan los espárragos de Aranjuez, de extraordinaria calidad y delicioso sabor.

ELECTRICIDAD: La corriente eléctrica más usada es la de 220 voltios y 50 Htz, aunque en las casas más antiguas es posible encontrar de 125 voltios.

 

ATRACTIVOS TURÍSTICOS:

• El Madrid Medieval: Iniciando el recorrido en el Barrio de la Morería, que fue sede de un histórico Tribunal Árabe, se llega a La Casa del Pastor, primer Ayuntamiento de Madrid y Toledo. Desde aquí estaremos bien situados para dirigirnos a las tres plazas que formaban el Madrid Medieval: La Plaza de la Paja, que fue el foco comercial, la Plaza de San Andrés, donde se hallaba una de las más antiguas parroquias de la ciudad, y la Plaza de Cruz Verde, donde se encontraban las caballerías que entraban por la "Puerta de Moros". A continuación, pasando por dos edificios mudéjares; San Nicolás de los Servitas y la Torre de San Pedro el Viejo, se llega a la de la Casa de los Lujanes, situada en la Plaza de la Villa.

 El Madrid de los Austria: Comenzamos en la Puerta del Sol, Km. 0 de las carreteras españolas. Esta alegre y viva plaza puede ser considerada el corazón de Madrid. Continuando por las estrechas y pintorescas calles abarrotadas de gente se llega a la plaza donde está el convento de Las Descalzas Reales, posteriormente, y muy cerca del Palacio Real, el Monasterio de la Encarnación y la Capitanía General, para volver por la calle Mayor a la Plaza de la Villa donde se encuentran la Casa de la Villa, la Casa Cisneros y la Torre de Lujanes. Justo detrás se encuentra la impresionante Plaza Mayor, dentro de la que se pueden apreciar la Casa de la Panadería y Casa de la Carnicería. En su centro se encuentra la Estatua de Felipe III. Aunque haciendo un desvío merece visitar la Catedral de San Isidro, para volver al recorrido y apreciar el bello edificio del Ministerio de Asuntos Exteriores y la Casa de Lope de Vega, en la calle Cervantes.

 El Madrid de los Borbones: Antes de comenzar la ruta sería de gran interés visitar el Palacio Real, por su importancia y belleza, considerando que dicha visita puede tomar una jornada turística completa. A partir de aquí se podría continuar este circuito visitando interesantes edificios oficiales de la época. Partiendo de la bulliciosa Puerta del Sol, donde se encuentra la Casa de Correos, seguir hacia la calle Alcalá para pasar por la Casa de Postas y la Real Casa de Aduanas. Ya en la tradicional calle Alcalá, vértebra fundamental de Madrid, nos encontramos con la Real Academia de Bellas Artes, palacio construido por Churri güera, donde incluso puede hacer una pausa en su bella cafetería (donde por originales incluso le cobrarán entrada). Muy cerca, en Caballero de Gracia nº 5, podrá visitar el Oratorio del Caballero de Gracia,una de las obras maestras de la arquitectura neoclásica o quedarse en la calle Alcalá, esquina con Gran Vía, para visitar la Iglesia de San José, obra maestra del barroco del siglo XVIII, y en la esquina con Cibeles el Palacio de Buenavista,construido en 1777 por encargo de los Duques de Alba, que hoy alberga el Cuartel General del Ejercito. En cualquier caso, y si no tiene mucho tiempo, no se pierda este tramo, uno de los más famosos de la capital; cruce por este famoso arco de triunfo, la Puerta de Alcalá, pase por el Salón del Prado, primer tramo de este famoso paseo, para terminar en las más famosas fuentes de Madrid: Fuente de la Cibeles, Fuente de Apolo, y Fuente de Neptuno. Terminando en el Paseo del Prado, concebido en tiempos de Carlos III como paseo ajardinado que albergara edificios dedicados a la ciencia. Muy cerca de aquí podrá visitar el Jardín Botánico, el Observatorio Astronómico y la Fuente de la Alcachofa, replica de la original de Ventura Rodríguez que está situada en el Parque del Retiro.

 Madrid en el Siglo XIX: Este recorrido se pudiera comenzar en la Plaza de Oriente, visitando el Teatro Real, cruzar la Puerta del Sol, para llegar a la calle del Prado, donde está el ateneo, foco literario y artístico de la capital, el Congreso de los Diputados, el Teatro de la Zarzuela y el Banco de España. Por esta ruta llegamos al Museo del Prado, cuya pinacoteca es una de las más importantes del mundo. Su visita le puede ocupar todo un día. De aquí se llega al más bello parque de los muchos que posee Madrid, el Parque del Retiro, donde destacan el Palacio de Cristal, el Palacio de Velázquez y su gran lago, que se puede cruzar en barcas arrendadas.

El Madrid del Siglo XX: Es en el paseo de la Castellana donde mejor se puede apreciar la arquitectura madrileña de nuestro siglo. En la plaza de Colón, se encuentran los Jardines del Descubrimiento, con un monumento a Cristóbal Colon y gigantescas esculturas, coronando con una cascada la entrada del Centro Cultural de la Villa donde podrá disfrutar de conciertos y representaciones todas las noches. Desde aquí, siguiendo la Castellana hacia el norte, divisará grandes e interesantes rascacielos como las Torres de Colón, el Edificio de la Unión y el Fénix, el Edificio Bankunión, La Adriática, la Compañía de Seguros de Occidente, La Caixa, y el Palacio de Congresos y Exposiciones, entre otros, resultando de especial curiosidad el Museo de Esculturas al Aire Libre, bajo el paso elevado sobre la Castellana. Un capitulo muy especial lo constituyen las obras realizadas en los años 1980-1990, como el Mercado de la Puerta de Toledo, rehabilitando el antiguo mercado central de pescado; la Glorieta de la Estación de Atocha, a cuya estructura de hierro y cristal se le ha añadido una nueva; enfrente de esta última el Centro de Arte Reina Sofía; remodelación del antiguo hospital de San Carlos, al que se le ha añadido estructuras acristaladas en su exterior. Y por último, en escasos metros, encontramos una concentración interesante: el Edificio Windsor, torre levantada sobre otros edificios que le sirven de basamento; la Torre Picasso, obra de Yamasaki, con 150 m. de altura; Edificio Sollube, de gran originalidad y estética; y la Torre Europa, de gran impacto visual, tanto por la estructura de la fachada como por sus ornamentos metálicos. No podemos dejar de mencionar un curioso "monumento humano" del Madrid de hoy, moderno y tradicional al mismo tiempo; El Rasto, un mercadillo donde se vende de todo desde hace más de cinco siglos, y que se celebra los domingos por la mañana en la Ribera de Curtidores, extendiéndose por un gran número de calles en el casco antiguo. Resulta una visita curiosa e indispensable para conocer el "Madrid castizo". Al igual que la Plaza de Toros de "Las Ventas", una de las más importantes y de mayor tradición de España, donde los mejores diestros torean todos los años. Es también una de las más bellas, con una espléndida fachada neo-mudejar de gran elegancia. Y muy cerca de allí, en el bellísimo Parque del Oeste, que alberga una bellísima y extraordinaria colección de rosas, llamada La Rosaleda, se levanta como una visión uno de los más inéditos monumentos de Madrid, el Templo de Debod, un templo egipcio regalado a España por el gobierno de tal país y traído piedra a piedra desde Egipto.