VARSOVIA

 

 

   
Ver mapa más grande


   

UBICACIÓN: Está situada en el centro del país, en la región Mazowsze (es también su capital), a las orillas del río Wisła (Vístula), a unos 100 metros sobre el nivel del mar, a 350 kilómetros de los Montes Cárpatos.

CLIMA: Continental húmedo, con veranos calurosos e inviernos fríos y oscuros.

IDIOMAS: El idioma oficial es el polaco, una lengua de origen eslavo que se escribe con alfabeto latino, aunque utiliza muchos diacríticos extras y diágrafos. Solo un pequeño grupo de la población habla con fluidez el inglés, francés o el alemán.

ELECTRICIDAD: La corriente eléctrica es de 220 voltios, 50Hz.

GASTRONOMÍA: En la gastronomía polaca, vemos en ella el uso tradicional de muchos cereales y de la avena, los platos son muy abundantes, altos en grasa y con muchas especias, carne y algo de pastas. Entre las sopas tenemos la clásica sopa de remolachas, llamadas barszcz, la sopa de sangre de pato (czernina), sopa de pollos, de frutas, etc. Como aperitivo se puede comer alguna gelatina de pescado, o pescado directamente como el arenque o salmón. Entre los platos principales chuletas de cerdo, salchichas y chucrut son muy frecuentes en sus comidas.

COMPRAS: Algo muy presente en la cultura polaca es el ámbar, por lo cual una buena compra es un collar, pendientes o un anillo de esta resina fosilizada. Otros souvenirs son los artículos de plata; además de la platería y las joyas, hay cuero, muñecas, encajes, cerámica, tallas en madera, etc. Las botellas de vodka también son un buen regalo.

MONEDA: Polonia utiliza el Zloty (PLN), con 1 Zloty dividido en 100 groszy. Los billetes bancarios se encuentran en las denominaciones de 10, 20, 50, 100 y 200 Zloty, mientras que las monedas se encuentran en denominaciones de 1, 2 y 5 Zloty, y 1, 2, 5, 10, 20 y 50 groszy.

 ATRACTIVOS TURÍSTICOS:

-  Babicana: El Babicana se encuentra situado en la frontera entre la Vieja Ciudad y la Nueva Ciudad, un edificio de estilo Gótico con un techo Renacentista, que se remonta a 1548. Diseñado por el arquitecto Italiano Jan Baptysta, fue originalmente construido como parte de la muralla de la ciudad.

-  Centro Histórico: Esta área incluye muchos de los edificios reconstruidos, basándose en los originales, después de que los nazis arrasaran el 80% de esta área durante el final de la Segunda Guerra Mundial. Habiendo tardado 5 años en ser reconstruida, la estructura atrae visitantes que quieren disfrutar del antiguo mercado de la ciudad, calles empedradas, palacios, iglesias, restaurantes y cafeterías, la mayoría de los cuales se pueden ver paseando a pié.

-  Museo Histórico: Situado en la plaza de la Vieja Ciudad, toda visita a Varsovia debería incluir este museo y priorizar su visita para poder obtener una buena idea de la historia de la ciudad. Con 60 habitaciones decoradas con estilos de períodos anteriores, se pueden encontrar exhibidos mapas, documentos históricos, pinturas y fotografías.

-   Galerías y Museos: Explore las galerías y museos de la ciudad. Entre los museos más reconocidos de Varsovia se encuentran: el Museo de la Archidiócesis de Varsovia, alojando una gran cantidad de oro y de objetos religiosos que datan del siglo 15; el Museo de la Independencia, donde se encuentran documentada toda la historia de Polonia des de el siglo 18; el Museo de Chopin, describiendo la vida y trabajo del maestro de la música. Las galerías de arte más populares son: Galería Foksal; Galería de la Asociación Polaca de Fotógrafos Artísticos; Galería Kordegarda; Museo Poster y la Galería 32.

-   Palacio de la Cultura: Construido como un regalo de Stalin a los Polacos durante 1950 mientras que el resto de la ciudad estaba destruida, esta es una estructura arquitectónica que o bien la enamorará o la odiará. El edificio ofrece fantásticas vistas de la ciudad, mientras que el interior contiene tres teatros, una piscina, un museo y un salón con 3.000 asientos. A 234 metros de altura, con 3.288 habitaciones, es una de las estructuras más grandes de la ciudad.

-  Tumba del Soldado Desconocido: Una atracción que se encuentra en la mayoría de los itinerarios, la tumba representa a todos aquellos que perdieron la vida durante la Primera Guerra Mundial. Una llama eterna se mantiene encendida de día y de noche, mientras que también se celebra cada domingo una ceremonia de ‘Cambio de Guardia’. Localizado en el Palacio de Pilsudskiego, el edificio incluye los únicos restos del antiguo palacio, que fue totalmente destruido por las fuerzas de ocupación Nazi.

-  Palacio Wilanow: También conocido como el Versalles Polaco, construido en el siglo XVII como residencia de verano de Juan III. Aquí hay muebles, esculturas, platerías y obras de arte de importante valor, pero además están sus jardines, hermosos, con árboles, flores, senderos, esculturas y palacetes.

-   Palacio Lazienki: Este palacio data del siglo XVIII y también era una residencia de verano de la realeza polaca. Es de estilo neoclásico y alberga el Teatro de la Isla, muchos palacios barrocos, el Jardín Real donde tienen lugar conciertos en verano y el Palacio sobre el agua. Tampoco podemos dejar de admirar la Barbacana que une la ciudad Vieja con la ciudad moderna, construida en 1548 como parte de las murallas defensivas, y el Castillo Real, la residencia de los reyes del siglo XIV que alberga el Salón del Trono, la Sala de los Caballeros, el Salón del Baile, el gabinete de mármol y el Senado, por ejemplo.