VIENA

 

 

   
Ver mapa más grande



   

CLIMA: Viena experimenta un clima continental moderado por lo que las temperaturas extremas son raras. Las estadísticas muestran que la ciudad goza de unas 2000 horas de sola l año y bajos niveles de lluvia. Las precipitaciones tienen una media de nueve días al mes.

IDIOMAS: El idioma oficial es el alemán que se habla por la mayoría de la población como lengua materna. En la ciudad así como en otras partes del país existen numerosos dialectos y la versión vienesa del alemán estándar es distinta. El inglés se habla por casi todos los que trabajan en la industria turística o en negocios internacionales.

MONEDA: Como miembro de la Unión Europea Austria utiliza el Euro (EUR; símbolo €). Un euro contiene 100 céntimos. Los billetes son de €500, 200, 100, 50, 20, 10 y 5. La monedas de €2 y 1; y 50, 20, 10, 5, 2 y 1 céntimos.

GASTRONOMÍA: Entre sus platos tradicionales destacan: Knödel (bolas de patata o de sémola o de miga de pan que se sirven como guarnición), Scweinebraten (asado de cerdo con ajo y comino, se acompaña con choucrut), Gulasc (ternera a la brasa con cebolla y pimientos picantes), Beuschel (tripas con una salsa agria de nata fresca).

COMPRAS: Porcelanas de Augarten, Antigüedades, Chocolates y Bombones De Mozart.

ELECTRICIDAD: 220 voltios

 

ATRACTIVOS TURÍSTICOS:

· Catedral de San Esteban: Esta catedral del s. XII es uno de los mejores ejemplos del gótico religioso en Europa y otro de los puntos reconocibles en el skyline de Viena. Los muros exteriores de la catedral fueron construidos en piedra caliza ornamentada y su techo esta hecho de teja vidriosa. El interior cuenta con intrincadas talles de madera, numerosas pinturas y esculturas que adornan los altares principales, capillas y catacumbas. Mozart se casó en San Estefan y aquí se celebró también su funeral. Existen visitas guiadas a las catacumbas.

·  El Naschmarkt:. El mercado data del s. XVI y es una institución en la ciudad. La localización del mercado es muy especial. En el s. XIX un techo fue construido sobre una parte del Segundo río más importante de Viena, el Wienfluss. Los vendedores empezaron a utilizar el área del tejado para poner sus puestos y la tradición aún permanece. Es uno de los pocos lugares en Viena donde encontrar un ambiente de Bazar. Es el lugar para comprar suvenires y para tomar un snack o comer. En sábado, el mercadillo es el lugar donde ir para comprar desde joyas hasta baratijas.

· El Wienerwald: Los bosques de Viena son perfectos para el hiking en un entorno adorable todo dentro de los límites de la ciudad. Unos increíbles 1400 kilómetros cuadrados de Viena están cubiertos de bosques. Hay mapas detallados en las oficinas de información turísticas con rutas interesantes para seguir. Hermannskogel, el punto más alto de Viena, está en el Wienerwald y es un lugar popular para el hiking.

· Escuela de Doma Española: Esta escuela es la más antigua del mundo de su tipo y también la última clásica. Establecida en el Hofburg en 1572 por el emperador Karl VI tomo su nombre del origen español de sus caballos Lipizzaner. Hay shows en la escuela de invierno donde los caballos demuestran su talento y trucos a la audiencia desde Febrero hasta Junio y durante Septiembre y Diciembre. Para los que no consigan una entrada es recomendable una visita a los entrenamientos diarios.

· El Hofburg: Este palacio, también conocido como palacio imperial, fue el centro de la vida de Habsburg por seis siglos. Las construcciones comenzaron con las primeras fortificaciones en el s. XIII por orden del Rey Ottakar Premyst. Se fueron añadiendo construcciones por cada generación siguiente hasta llegar a la enorme estructura que puede verse hoy. El Hofburg alberga 2 museos, una iglesia del s. XIV, la Biblioteca Nacional y la oficina del Presidente Austriaco. Además la renombrada Escuela Española de Doma de Caballos y la capilla donde canta el Coro Infantil de Viena se encuentran también aquí. Los visitantes pueden ver los Kaiserappartements que constituían el espacio personal del Káiser.

· Karlskirche: Este maravilloso ejemplo de arquitectura barroca mide 72 metros de alto con su cúpula flanqueada en ambos lados con columnas, haciendo de ella una de uno de los puntos de referencia en el skyline de la ciudad. El emperador Charles VI ordenó construir la iglesia en 1713 después de que la peste negra asolara la ciudad. El interior de la iglesia está ricamente decorado y contiene algunos buenos frescos.

· Palacio Belbedere: Diseñado y construido a principios del s. XVIII el palacio comprende dos opulentas mansiones rococó enfrentadas a ambos lados de los formales terrenos del complejo. El palacio fue construido para la Princesa Eugenia de Saboya que salvo a Viena de la amenaza del avance del Imperio Otomano. Hoy en día el palacio alberga galerías con el mejor arte de Viena. Los trabajos van desde el Medievo hasta modernas obras de arte actuales incluida la famosa colección de pinturas de Klimt y obras de Monet, Kokoschka, Renoir and Schiele.

· Palacio Schönbrunn: El palacio Schönbrunn se convirtió en la residencia de verano de los Habsburgs desde el s. XVIII hasta el final de la dinastía. El enorme y simétrico edificio del palacio se sitúa en mitad de jardines formales y emula todo aquello que pueda esperarse de una residencia imperial. El interior cuanta con estilos barroco y rococó, fabulosos frescos y el Salón de los Espejos donde Mozart entretuvo a la familia imperial. Los jardines ocupan una gran extensión e incluyen un laberinto y un zoo. La Orangery, localizada en los jardines, albergaba conciertos en verano.